Cuando los datos se transforman en activos

Cada vez que una persona adquiere o utiliza un producto bancario, entrega información de gran valor: fuentes de ingresos, activos y pasivos, preferencias y modalidades de consumo, fechas de utilización, cumplimiento de pagos, entre otros. Esta enorme cantidad de datos representa una importante oportunidad para generar patrones y predicciones que ayuden a los bancos a entender las…