Banking as-a-strategy

En la última década, la proliferación de neobancos y proveedores de servicios financieros digitales ha impulsado la experiencia del cliente a de las listas de prioridades de los operadores tradicionales. Como resultado, ser capaz de ofrecer a los clientes un producto altamente personalizados en el momento en que es más probable que los necesiten y en el el canal más relevante, como hace la financiación integrada, es enormemente atractivo.